Seleccionar página

Si ha llegado a una situación crítica en la que cree ya no poder con las deudas, no tome decisiones equívocas. Lo peor que podemos hacer en estos casos es dejar de pagar la tarjeta o la deuda que tenemos, esto afecta severamente a sus finanzas.

Una vez que se ha comprometido a tener una deuda, como por ejemplo al usar su tarjeta, el pago debe ser su prioridad. Es por eso que antes de endeudarse debe hacer un análisis sobre sus finanzas y saber si podrá en un futuro pagar. De lo contrario su historial crediticio puede verse dañado y tendrá repercusiones.

Lo que se hace cuando ya no puede pagar las deudas
Pese a lo antes mencionado, si se encuentra ya dentro de una situación en la que es difícil solventar deudas; tenemos 4 consejos. Estos pasos lo ayudarán a salir de esta situación de manera adecuada.

1. Actuar lo más rápido posible

Enfrente el problema lo más pronto posible, el tiempo para sentirse culpable o triste déjelo para después. Mientras más rápido tome cartas en el asunto, las consecuencias serán menores. Recuerde que su carta de presentación es su historial financiero, cuídelo.

2. Tener conocimiento absoluto sobre su situación actual

Uno de los motivos por el que nos vemos sobreendeudadas es porque no conocemos nuestra situación financiera. Por eso la importancia de estar informado sobre las deudas que adquiere, cuáles serán los pagos y/o las condiciones.

Algunas de las cosas más importantes que debe saber sobre su deuda.
– Cuál es el total de su adeudo más intereses, además el capital.
– Si las tasas de intereses son anuales, mensuales, etc. Además si los intereses son variables o fijos.
– En el caso de las tarjetas que cobran una anualidad, cuál es la cantidad a pagar.
– Si su deuda incluye seguros o comisiones
– Cual es su fecha de corte y su fecha de pago, esto es muy importante ya que al respetar las fechas se evita el pago de intereses.

3. Saber cuál es su capacidad de pago

Conocer cada uno de nuestros ingresos, para saber cuánto podemos aportar a la deuda no es opcional. Además a nuestros ingresos debemos restarle todos los pagos fijos y variables, después de eso ¿Cuánto podemos aportar a nuestra deuda?

Al analizar que su capacidad de pago no es suficiente, es el momento de recortar gastos. Prescinda de las cosas que no son necesarias para vivir, como subscripciones por diversión o salidas. Más vale llevar un tiempo una vida austera y acabar con sus deudas, que llevar todo el tiempo unas malas finanzas.

4. Hablar con la institución bancaria

Una vez que tenga la certeza absoluta de cómo se encuentra su situación financiera, puede acudir al banco y dialogar. Su banco apreciara que tiene la iniciativa de saldar su cuenta, por lo que este paso es importante. Hablar sobre la situación en la que se encuentra y el interés en saldar su cuenta, dejará una buena impresión y le ayudará de alguna forma.

Comentarios

comentarios