Seleccionar página

Ahora es cuando las malas decisiones financieras y exceso de gastos en el mes de diciembre comienzan a salir a flote. Pero antes de que comience a lamentarse y sentirse mal, no debe perder el tiempo y ponerse manos a la obra para evitar que esos gastos traigan peores consecuencias.

Cómo evitar la cuesta de enero

Si tener buenas finanzas en el nuevo año fue uno de sus propósitos o no, siempre es recomendable tratar de hacer lo posible por mejorar sus finanzas.

Evite usar las tarjetas de crédito

Deje descansar sus tarjetas por un tiempo, al salir de compras déjelas en casa. Tenga siempre en cuenta las fechas en que debe pagar, si es necesario ponga recordatorios. Así jamás se olvidará de hacer sus pagos en tiempo. Si el uso desmedido de las tarjetas de crédito le ha llevado a la cuesta de enero y estado de endeudamiento, es recomendable que tal vez se olvide de las tarjetas y una vez que liquide las deudas ya no las use en lo absoluto.

Establezca prioridades financieras

Especialmente cuando se trata de los gastos y tiene un estado alto de endeudamiento, es necesario que comience a pensar bien sus gastos. Haga una lista con los gastos que son prioridades. Por supuesto en esos gastos entran los básicos. Los caprichos y lujos, por otro lado, deberán sacarse de sus hábitos de compra.

Hasta que sus finanzas mejoren deberá cambiar un poco su estilo de vida, cada vez que vaya de compras deberá ir con una lista. Deberá encontrar las tiendas que ofrecen mejores precios y evitar hacer viajes innecesarios.

Aumente sus ingresos

Si desea tener el mismo estilo de vida, pero se encuentra con gran endeudamiento, la solución es ganar más dinero. Existen muchas formas de conseguir más dinero, desde solicitar un aumento en su trabajo, hasta encontrar uno de medio tiempo. Como última alternativa puede deshacerse de artículos que ya no utilice y sacar algo de dinero vendiéndolos.

Ahorre dinero

Para evitar que vuelva a suceder lo mismo el próximo año, es necesario que comience a prepararse. Solo el ahorro puede ayudarle con todos los imprevistos, o mejor aún, con los gastos que se vienen en navidad y terminan iniciando la cuesta de enero cada año. Poco a poco puede comenzar creando un hábito de ahorro, inicie apartando pequeñas cantidades de forma periódica. Posteriormente puede aumentar lo que guarda y hasta pensar en inversiones.

Tome todos los errores financieros que haya cometido como lecciones. Estos sirven como experiencias para evitar que vuelva a suceder, no vale la pena que gaste su tiempo lamentándose. Lo mejor es ponerse en acción y buscar formas para que no vuelva a suceder.

Como última recomendación está revisar constantemente el estado de sus finanzas. Asegúrese que lo que está haciendo lleva a sus finanzas por el buen camino. Si no está funcionando, no tema modificar sus estrategias.

Comentarios

comentarios